No lo se de cierto, lo supongo

 
No se si soy solo yo,
que me miro con el tiempo maltrecho,
el relog cansado de darme la hora,
y siempre corro como conejo a destiempo.
 
En la busqueda, siempre empero,
con el reloj, siempre fiero,
con la espada desenvainada
y el caballo deshecho.
 
Con la respiracion entrecortada,
viendo los colores dispersos,
me doy cuenta que me mido el tiempo
y como arena se me va de los dedos.
 
Pasan horas entre lapso y lapso,
minutos regateo al trascurso etereo,
y por mas que los cuento y cuido,
por mas, se me escapan lejos.
 
Tanto tiempo invierto ahora,
tanto es lo que pierdo,
tan poco es lo que gano,
que tanto es lo que me siento.
 
A donde se me va el tiempo,
tan lejos, que me siento anciano,
tan cercas que me siento en vano,
tanto tiempo y tan poco tiempo.
 
A donde se me ha ido el tiempo,
mientras mas lo mido, mas se escapa,
mietras mas lo cuento, se me atasca,
si no lo vigilo, lo pierdo.
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: